miércoles, 17 de marzo de 2010

Bajo el hielo antártico

A medida que vamos ampliando nuestro conocimiento sobre nuestro planeta la biosfera, la zona del sistema terrestre en el que se desarrolla la vida, ve cada vez ampliada sus fronteras. En la actualidad, conocemos que existe vida microscópica prácticamente en cualquier sitio. Desde cuencas hidrotermales como las de Yellowstone hasta las fumarolas hidrotermales de las dorsales oceánicas. Estos dos ejemplos, además tienen una interesante red de animales pluricelurales asociados*. A estos dos casos, hay que añadirle uno más. Científicos de NASA acaban de anunciar a bombo y platillo el hallazgo de un camarón viviendo felizmente a 180 metros bajo el hielo. Bueno, en realidad, no es un camarón, sino un anfípodo mientras que el segundo es un decápodo. La diferencia entre ambos es que los decápodos tienen el abdomen cubierto por una especie de caparacho, mientras que los anfípodos no.

Cómo diferenciar un anfípodo (izquierda: Gammarus sp., foto tomada de aquí) de un decápodo (derecha: Austropotamobius pallipes, nuestro amado y amenzado cangrejo de río europeo. Foto tomada de aquí). El círculo verde indica la principal diferencia entre ambos grupos, los decápodos poseen un caparazón que cubre el tórax mientras que los anfípodos no.

El hallazgo se ha realizado bajo la barrera de hielo de Ross en la Antártida a 18,5 kilómetros de las aguas abiertas. La prensa generlista, e incluso la propia NASA, han anunciado este descubrimiento como algo sorprendente, como si la existencia de animales complejos en esta zona fuera algo insospechado, casi descabellado el sólo pensar en ello. Pues, sinceramente, esto me ha parecido totalmente descabellado. Este descubrimiento era algo totalmente esperado, máxime cuando la zona perforada está en contacto con la aguas abiertas. Otro gallo cantará en el momento en el que se decida perforar la capa de los, parece ser, numerosos lagos subglaciales que existen bajo los perpetuos hielos antárticos, como el lago Vostok, en los que seguro que existe algún tipo de vida macroscópica.

El susodicho vídeo

Por otra parte, en la noticia se habla del hallazgo de un tentáculo de una medusa de 30 centímetros de longitud, en el vídeo no he visto nada. Y dado muchas especies de anfípodos se refugian o se comen a las medusas que las cobijan, ¿podrías ser que estuvieramos observando alguno de estos comportamientos en el vídeo?

Por último, ¡qué alguien me explique la relación entre estos dos bichos y la posible vida en otros planetas!

* Para más información, os aconsejo que veais el primer capítulo de la serie "El planeta viviente" de Sir David Attenborough, sin duda, y bajo un prisma totalmente subjetivo, la mejor serie documental sobre naturaleza realizada hasta ahora. Que, por cierto, "regala" El País cada sábado ^_^

3 comentarios:

  1. Estimado, creo que la relación con la “vida en otros planetas”, no esta dado por esos dos bichos, sino mas bien, con la tecnología utilizada para perforar la capa de hielo, posiblemente corresponda a un programa de la NASA para probar formas de perforar la superficie helada de Europa (una de las lunas de Jupiter), en busca de posibles formas de vida.

    ResponderEliminar
  2. Buen apunte,...yo también noté que no era un "camarón" sino un anfípodo, pero de todas formas a estos periodistas que tenemos no se les puede pedir más...

    Saludos!

    ResponderEliminar