jueves, 29 de julio de 2010

Criptozoología: Creando monstruos

Una constante en toda población humana es la posesión de un folclore propio, que identifica al grupo como una cultura distinta a la vecina. Uno de los principales componentes de esta "consciencia colectiva" son las leyendas, historias orales que, entre otras cosas, describen elementos del entorno. Al compartir el entorno con los animales, éstos suelen ser los protagonistas de muchas de ellas, hasta el punto que el imaginativo popular crea seres de dudosa existencia entorno a los cuales gira toda la trama. A raíz de esto en los años cincuenta del pasado siglo Bernard Heuvelmans propuso la creación de una disciplina conocida como criptozoología. Ciencia para algunos, propuesta absurda con aires científicos para el mundo académico, la criptozoología se basa en el estudio de estas leyendas para el descubrimiento de nuevas formas de vida desconocidas para la ciencia occidental pero conocidas para las poblaciones locales, en el argot reciben el nombre de críptidos. Curiosamente con el apogeo de internet el número de éstos ha crecido de forma exponencial, en su momento Heuvelmans describiría a un menos de un centenar, hoy se citan, según la versión en inglés de la Wikipedia, 208, "bicho" arriba, "bicho" abajo. De forma que prácticamente todo lago de tamaño respetable poseen su propio monstruo.


Seguir leyendo en El Ojo de Darwin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada